Opinión

¡Un buen golpe de bolsón!, como dicen lo galleros

Publicado el

Por Rolando Fernández martes 14 de mayo, 2019

Si, esto es lo que mucha gente de esa que se ha venido burlado, y depredando este país, desde el ámbito de la política, merece, desde hace años. Por igual, para todos estos “gallos pelones” de la actividad local más reciente, que en verdad se creen líderes, y jamás se consideran como jefes de grupos, y títeres de los poderes hegemónicos, internos, y extranjeros, que los catapultan. Eso sí es lo que realmente son, en el fondo.

Ahora tenemos de nuevo a un buen número de ellos, en la gallera politiquera que tiene como escenario este inhóspito y descuidado “solar” que llaman: Dominicana. A buscárselas otra vez estos conocidos personajes farsantes, con rarísimas excepciones.

Pero, mientras aquellos, cara dura, se están creyendo una cosa, el pueblo desde las gradas está observando y pensando otra. Reparando en el por qué se pelean entre sí, con un ahínco tan marcado.

Qué, en vedad está provocando sus airadas disputas públicas. Serán los pareceres encontrados, en términos de los aprestos requeridos para satisfacer las necesidades más perentorias de la población; como, el enfrentar con rigor los flagelos de la delincuencia y la criminalidad, que vienen haciéndole la vida imposible a un gran segmento de la población aquí.

También, los abusos impositivos estatales; la “galopante” inflación que se respira a todos los niveles; al igual que, demostrar el real crecimiento económico que tanto se cacarea entre nosotros, y que nunca se le ve llegar a la sociedad en general de la nación. Además, parar el alegre endeudamiento con el exterior, que no habrá con qué pagarlo luego. ¿Quiénes son los que se benefician de esa “bonanza económica tan marcada, a que se hace mención aquí?  ¡Agraciados aquellos, verdad!

Es obvio que, nada de eso mueve a las aguerridas acciones que se verifican en el “horno” de la política interna, que pueden provocar hasta la división definitiva de las huestes moradas gobernantes, y las que están fuera del poder por el momento, algo que daría al traste con el sistema de partidos en Dominicana. Claro, son los intereses personalizados y grupales los que más motivan en el orden señalado.

¡Quién lo iba a decir!, que gente de la única organización en que tantas esperanzas se cifraran, en el sentido de la liberación requerida; para erradicar de esta República la corrupción estatal, impunidad, como el antinacionalismo, entre otras desgracias, lo harían tan mal, contribuyendo incluso a fomentar más aun esos flagelos tan lacerantes.

A deshonrar la memoria del único mentor, y líder verdadero, que por la entidad pasara; que sus enseñanzas y ejemplos vivos fueran tan fáciles de olvidar; y, que no quedaría nadie allí en capacidad de emularle, tras su inevitable partida de este mundo; que todo lo sembró en el desierto. ¡Qué lástima, gran maestro!

¡Bueno! Ahora, en las presentes circunstancias electorales, y lastimosa coyuntura actual, los que mejores espuelas tengan, saldrán victoriosos; seguirán sonriendo con las muelas de atrás, según se dice popularmente, aunque  a los dominicanos se los acabe de llevar el diablo;  a menos que, las reacciones liberadoras en masa de este pueblo no se impongan, y se procure la decisión de erradicar de todo el plano nacional, a cuántos farsantes y corruptos políticos, vestidos de mansas ovejas se gasta la República. ¡Qué les den, un buen golpe de bolsón!

En adición, que se esté bien consciente de que la dirección de los destinos de la nación, deben ser puestos en manos de genuinos estadistas; y, no de politiqueros demagogos, como “atrapa cheles”, qué vengan a administrarla, como si fuera una finca más de su propiedad.

 

Autor: Rolando Fernández

Comenta con tú facebook


Powered by
Arriba